Tickle Bug Spider Prank

El miedo a las arañas es un fenómeno relativamente extendido el cual  no debemos confundir con la aracnofobia. Hay excepciones, como en todos los casos, pero lo más habitual es sentir miedo, o como mínimo rechazo, por este y otros tipo de arácnidos. ¿Por qué ocurre?

Hay estudios que sostienen que los animales que nos repelen han estado asociados, durante generaciones, a enfermedades o infecciones. Algunos animales nos disgustan porque están directamente asociados con la propagación de las mismas, como las ratas, otros porque nos recuerdan a elementos que nos asquean, como las babosas lo hacen a distintas mucosidades y que a su vez nos dan asco por un mecanismo de autodefensa, curiosamente o las larvas, que indican posible putrefacción.

Nos dan miedo porque su forma la asociamos con otros patrones y características que sí nos dan miedo. El movimiento irregular y rápido de una cucaracha, por ejemplo, se ha relacionado también con este fenómeno particular.

Lo irónico es que sólo un 1% de todas las especies de arañas pueden producirnos algún tipo de daño y además están alejadas de lugares urbanos.

Pero si que es muy gracioso la reacción de personas al pensar que tienen una araña en el cuello…

arana

Category: Variedad